LA TRADUCCION EN LA HERMENEUTICA BIBLICA - 1

Tenemos mucha historia ya en estos dos mil años en que "La Palabra de Vida" fue y es instrumento de muerte, según cómo se comunique. Sea la Biblia aceptada, rechazada, o impuesta (no siempre los cristianos dan a elegir) es un conjuntos de textos que necesita traducción, porque fue dada a la Humanidad y la Humanidad -oh insensata- no tiene nunca la misma característica cultural del "misionero" que la "expande". Vaya imprevisto. 

Y ya se sabe que es más fácil imprimir coca cola en la frente de las personas del mundo que tomarse el trabajo de traducir en un contexto cultural específico, el cual comporta dificultades idiomáticas claves.

En el planeta hay una enorme diversidad cultural, no es novedad pero pareciera que sí lo es para los que "transportan" el evangelio. De alguna manera u otra el "alcanzado por Cristo" está obligado a aprender inglés o castellano, francés, italiano o alemán para recibir un "El Libro de Dios" y comenzar a leerlo como pueda.

Los artículos siguientes, todos breves, contienen sólo apuntes y subrayados de detalles históricos o lingüísticos, relacionados a un aspecto principal de la Hermenéutica Bíblica en las Américas: la traducción a idiomas y dialectos regionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario