LA TRADUCCION EN LA HERMENEUTICA BIBLICA - 3

Clorinda Matto Turner era una escritora peruana que había sido desterrada por sus ideas políticas. En los primeros años del siglo 20 ella tradujo los cuatro evangelios y varias Epístolas Paulinas al idioma Quechua. En el espacio de 30 años, desde 1901 hasta 1931, fueron apareciendo los evangelios y los Hechos en idioma Mapudungun.

Desde 1918 el grupo de misioneros anglicanos comenzó un trabajo de traducción al idioma Wichi y al Toba de Chaco. La voluntad era mucha, y el entusiasmo del movimiento misionero en estas tierras "vírgenes" estaba muy alto, sin embargo el trabajo lento e irregular se debió a la falta de una teoría de traducción adecuada a tantos contextos culturales. 
Esta herramienta la pudo traer Kenneth Pike -un enorme lingüista del siglo XX- después de la Segunda Guerra Mundial.Eugene Nida, de Sociedad Bíblicas Unidas, fue quien afianzó el perfeccionamiento provisto por Pike, pero hasta el día de hoy el nombre de Nida recibe latigazos de los fundamentalistas.

William Reyburn -consultor de Traducciones de Sociedad Bíblicas- fue quien publicó un estudio antropológico del Guaycuruan del Chaco, especialmente del idioma Toba. Eso fue en el año 1958. Sus aportes ortográficos sirvieron para otras traducciones de esa misma familia étnica idiomática. Gracias a su trabajo hoy existen las Escrituras completas en los idiomas Mocoví, Pilagá, Toba, Wichi, Quechua y Chorote (Yofuasha)

No hay comentarios:

Publicar un comentario