Lobos y luces

"Los envío como ovejas entre lobos."
Otra vez el énfasis está en el ser.
Recae sobre la naturaleza esencial de la iglesia.
Según se ve en ciertos lugares, parece que Jesús hubiese declarado: Los envío como lobos entre ovejas. No podemos pretender ser corderos diferentes al Cordero. En mi proyecto de ser oveja entre lobos debo recordar cómo vivió y murió la Oveja. La iglesia necesariamente será maltratada por el mundo (no en el sentido salvífico como maltrató al Cordero)
uando la iglesia ya no sufre en el mundo, y alcanza un punto de insensibilidad, la iglesia ha pasado de ser oveja para disfrutar el ser lobo.
Esta realidad es una de las más preocupantes, porque cuando a la iglesia ya no le molesta la injusticia, resulta completamente asimilada por ella.
No se trata de una mentalidad sufriente ni autoaniquiladora.
Considero que la iglesia no deber ser una comunidad triunfalista. No es que deba ser retraida dentro de la historia. Debe ser triunfante pero no triunfalista. No debe ser masoquista, pero sí sensible y solidaria con la tragedia humana. Significa donarse voluntariamente. Juan 10:18.
el Cordero no se dejó comprar, no se dejó seducir, no se dejó forzar, no se dejó manipular. Siempre que la oveja pierde el Espíritu del Cordero, se tranforma en lobo.
Y en la medida en que la oveja se transforman en lobo, ya no oye la Voz del Pastor.
Y lo que es más incluso, trabaja contra Él.

Ser Luz.
"Ustedes son la luz del mundo".
Esa luz significa prevalecer.
Muchas veces observamos que la luz de la iglesia es una luz negra. No prevalece. sólo destaca bultos. Ycuando la luz no prevalece, no es luz.
Creemos que nos diferenciamos de la oscuridad sólo porque tratamos de mantener una apariencia, cierto disfraz de moralidad que disimule nuestra falta de contenido, nuestra falta de ser. Elegimos ciertas cositas para diferenciarnos del mundo y nos nivelamos por debajo de otras cosas en las cuales deberíamos ser luz y mostrar una diferencia radical.
Cuando la iglesia es luz, confiere rumbo, propósito y significado.
A partir de la óptica del Reino, cuando la iglesia deja de una comunidad con significado, el mundo se vuelve existencialmente absurdo.
Como se aprecia muchas veces, la iglesia que pierde el discernimiento en Luz, comienza a vivir en una gama de grisáceos en donde la injusticia del mundo se entremezcla con la de la iglesia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario