Reforma y neoprotestanismo

Hay grandes diferencias entre la Reforma histórica de la iglesia -la del siglo XVI- y el Neoprotestantismo surgido en los siglos XVIII y XIX, con el postprotestantismo contemporáneo.
Es interesante ver cómo va cambiando la actitud hacia la declaratoria Hesed en las tres etapas mencionadas.
Ya sabemos que la relación entre Reforma, Neoprotestantismo y Postprotestantismo tiene un desarrollo histórico de extrema complejidad y que no se puede abordar completo en un solo artículo. Sólo me limito a enfocar un problema que afecta a la contemporaneidad de la Iglesia Evangélica.

Ernst Troeltsch estudió esta complejidad con mucha dedicación.
Hay una reforma post-medieval animada por el "sobrenaturalismo" de aquella época, hay un Neoprotestantismo influido por las "luces" de los siglos XVIII y XIX, que comienza a incluir los conceptos científicos como compatibles a la Escritura y a la Teología, y hay un PostProtestantismo que no puede nivelar el sobrenaturalismo y el cientificismo, y que se inclina hacia una tendencia u otra, con sucesivas teologías enfáticas.

Acerca de Troeltsch:
(1865-1923), teólogo y filósofo alemán, colega de Max Weber.
Su tema es la relación entre la herencia religiosa del siglo XIV y la modernidad.
Sin triunfalismo ni dogmatismo, pero con escepticismo, el autor expone la influencia del protestantismo en la formación de la nueva forma de ser y pensar que se impuso desde finales del siglo XVIII. A la supuesta novedad radical del protestantismo, opone la idea de que éste se relaciona más con el catolicismo medieval en su intento paradójico por restaurar la cultura religiosa antigua, con la diferencia de que acentúa la libertad del individuo.
Estudió cuidadosamente las características propias del luteranismo y el calvinismo, especialmente acerca de sus posturas ante la autoridad política.
Está casi cercano a la teología y las ideas historiográficas de Dilthey.
Su análisis del protestantismo como un 'tipo cultural' remarca los elementos positivos y negativos y los estereotipos.
Expone que en los aspectos estrictamente evangélicos el protestantismo tiene su mayor influencia porque potencia la experiencia espiritual a partir de un redescubrimiento puntual de las enseñanzas bíblicas del individuo, y de su aplicación en todas las áreas de la vida humana. Cuestión que el catolicisimo no consigue imponer mediante la enseñanza obligatoria del catecismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario